¿Todavía te muerdes las uñas?

942 25 05 86
¿Todavía te muerdes las uñas?

Hace un tiempo, en el blog de nuestro centro de estética en Camargo te dábamos algunos consejos sobre cómo mantener unas uñas sanas o te glosábamos las ventajas del esmaltado permanente. En este post queremos ayudarte a abandonar un hábito que precisamente es de todo menos bonito a la vista: la onicofagia, es decir, morderse las uñas. Nosotras podemos hacer mucho por que tus uñas estén perfectas, pero el primer paso lo tienes que dar tú eligiendo para morder otra cosa diferente. Bromas aparte, te damos a continuación una serie de ideas para conseguir aparcar el hábito.  

Como punto inicial, decirte que la única forma de conseguirlo es mentalizándote. Asume que no sólo es una cuestión estética, sino que la onicofagia puede derivar en inflamaciones e infecciones en tus dedos. Lo primero que podemos hacer es pensar en qué momentos nos mordemos las uñas. Si lo hacemos por nerviosismo, estrés o simple aburrimiento. Aprende a ser muy crítica con el estado de tus uñas, recuerda los momentos en los que las hayas tenido bien y compara. Incluso si llegas a dejar que crezcan, por ejemplo con el esmaltado permanente que te podemos hacer en el centro Mónica González Maliaño, hazles una foto a la que puedas recurrir cuando te vuelva a rondar la cabeza la idea de mordértelas de nuevo.
 
Busca una actividad que sustituya a esta nefasta costumbre. Por ejemplo, hazte con una de las típicas pelotas anti-estrés y echa mano de ella cuando te entren ganas de morderte las uñas. No obstante, si no eres capaz de aparcar la costumbre, en nuestro centro de estética en Camargo podemos colocarte unas uñas de gel. Además la primera vez que te las hagamos podrás disfrutar de un descuento del 50%. 

haz clic para copiar mailmail copiado